El Quindío se alista a construir tres nuevos parques temáticos


Roberto Jaramillo Cárdenas, gobernador del departamento, explica lo que significará la apertura del túnel de La Línea para la región. 


Fuente foto: Gobernación Quindío

La próxima semana se espera que se ponga en servicio el túnel principal de La Línea, que comunicará, de manera unidireccional, a las ciudades de Armenia e Ibagué.


Este túnel principal tiene 8,65 kilómetros de longitud, cuenta con dos carriles y 17 galerías que lo comunican con el túnel de rescate. Esto permitirá un ahorro de 21 kilómetros entre Armenia (Quindío) e Ibagué (Tolima), lo que supone una disminución de 50 minutos entre las dos ciudades.


La segunda parte de la obra, se entregará en abril de 2021, mediante la cual se pondrán al servicio 30 kilómetros nuevos de doble calzada entre Cajamarca y Calarcá, 25 túneles y 31 puentes que hacen parte del proyecto cruce de la cordillera central.


El túnel traerá numerosos beneficios para el departamento del Quindío, convertido en una importante zona turística para el país, ya que quedará solamente a unas 4,5 horas de distancia desde la capital de la República, por lo que se espera que el turismo aumente en un 45%, desde las cifras del año pasado, una vez se supere en el país la pandemia.



Roberto Jaramillo Cárdenas, gobernador del Quindío explica los proyectos que se tienen planeados en el futuro inmediato para el departamento con la apertura de la obra de ingeniera más grande del país.


¿Cómo se ha preparado el departamento para la apertura del túnel de La Línea?


Es una obra que ha sido esperada por muchos años y significa un acercamiento al centro del país.


Entre lo que hemos proyectado está tener un Quindío con cobertura total en todo lo que tiene que ver energía eléctrica y con la mejor malla vial del país. Queremos dobles calzadas de Armenia a Calarcá, de Armenia a Montenegro y desde allí a Quimbaya, lo que significará que seis de los doce municipios tendrán dobles calzadas. También queremos ser el primer departamento con señalización bilingüe en todas las carreteras.



Significará un desarrollo para el departamento, pues tenemos planeados tres parques temáticos que empezarán a construirse una vez el gobierno del presidente Iván Duque declare la creación de la Zona Turística especial.


El Quindío es un departamento cafetero, ¿lo quieren volver turístico o ambas?


Van de la mano. Estamos muy fortalecidos en el tema agroindustrial, vamos a ejecutar proyectos por 54.000 millones de pesos con el ministerio de Agricultura, en lo que tienen que ver con clusters de cafés especiales. Vamos a fortalecer el caficultor y agricultor. Les estamos haciendo préstamos para que siembren más hectáreas.


¿Qué piensan hacer cuando se declare Zona Turística Especial?


Le solicitamos al presidente Iván Duque en el mes de enero declarar esto a todo el departamento porque permitirá el desarrollo turístico: construcción de parques temáticos, hoteles, centros de convenciones, vías, obras, etc, con beneficios en aranceles e impuestos para los inversionistas.



Nosotros tenemos un turismo experimental, vivencial, de inmersión y un turismo internacional de alto nivel.


¿Cómo es el proyecto de los tres parques temáticos?


Uno es el Parque del Yipao, que sería un parque de atracciones con un centro de convenciones y hotel, alusivo con todo lo que tiene que ver con la cultura del Yipao.


El otro es el Mundo de los Pijaos, nuestra cultura indígena ancestral, que tendrá atracciones y centro de convenciones y hotel. Los dos parques se comunicarán por medio de un teleférico de 5 kilómetros.


El tercero es un retroparque de los años 60, 70 y 80, que va a ser una atracción nocturna con bares, discotecas, casinos y autocinemas, entre otras cosas, porque nosotros no tenemos en el Quindío una oferta de rumba muy atractiva.


Estos tres parque están listos para empezar su construcción con inversionistas una vez sea declarada Zona Turística Especial.


¿En cuánto calculan que se incremente el turismo una vez se haya superado la crisis de la pandemia?


Se calcula que una vez se supere el tema de la covid, el incremento con esta obra llegue hasta un 40 o 45%.  


Nosotros hemos ido abriendo restaurantes, hoteles, pero los parques temáticos todavía no se abren. Tenemos una cifra muy baja de covid pero hay que seguir teniendo cuidado. En parte me ha ayudado que soy profesional de la salud y de la epidemiología.


¿Cómo va el turismo internacional?


La estrella es el municipio de Salento, por el tema del valle del Cocora y la palma de cera que atrae mucho. Este municipio es el que más turismo extranjero trae. Incluso llegan vuelos chárter desde el exterior solo para conocer Salento.


Estamos promocionando mucho la marca ‘Quindío corazón de Colombia’, porque somos muy amables con los visitantes y nos gusta atenderlos.


En año y medio tendremos un hospital de cuarto nivel, lo que nos permitirá acceder a los mercados turísticos internacionales.


¿En materia de transporte, cuáles son los planes para que el departamento no se convierta solo en un lugar de paso?


Tenemos la zona franca de La Tebaida, un puerto seco, hay un proyecto con el Valle del Cauca de un tren de cercanías y de carga. Estamos hablando de la ruta La Tebaida - Buenaventura, lo que va a permitir que este municipio quindiano sea el cargue para hacer el cruce de La Línea hacia Bogotá y lo mismo hacia el occidente.


El tren de cercanías permitirá el turismo y movilidad del eje cafetero hacia Buga con turismo religioso, hacia Cali con turismo de rumba, o hacia Buenaventura con turismo de ballenas.


En cuanto a la carga, asociado a la disminución de los tiempos de viaje, también hay una disminución de los costos en la canasta de transporte, esto hace que la región del eje cafetero atractiva para los servicios logísticos y desconcetración de carga, en la medida que se generan ahorros operativos. La Tebaida se convertirá en un puerto seco de distribución de mercancías hacia el eje cafetero, el occidente colombiano y el sur del país.


¿Respecto al desarrollo urbano, qué han pensado, por la cantidad de gente que puede llegar?


Un municipio como Calarcá se convertirá en la puerta de entrada al Quindío, eje cafetero y el occidente colombiano.


Eso demanda un desarrollo urbano integral que desde la administración municipal y con el acompañamiento de la gobernación, se piense la renovación urbana, por ejemplo en la zona de Versalles, un plan parcial que permita intervenir este sector, con una oferta de servicios logísticos y complementarios para los viajeros que llegan desde el centro del país.


La conexión desde Calarcá, pasando por Armenia y hasta La Tebaida va a generar una dinámica muy importante sobre el ordenamiento territorial y va a impactar las zonas industriales de estos tres municipios.



Tomado de:https://www.portafolio.co/

Disponible en: https://www.portafolio.co/economia/tunel-de-la-linea-turismo-y-cafe-en-el-quindio-543923


231 vistas