Biden impulsa el “Buy American” para favorecer a empresas de EE.UU.


Fuente: latercera.com / Joe Biden junto al jefe del Pentágono, Lloyd Austin, este lunes en la Casa Blanca.


Por: La Tercera


A menos de una semana en la Casa Blanca, el Mandatario demócrata también revirtió la polémica prohibición de ingreso de personas transgénero al Ejército


A casi una semana de asumir como Presidente de EE.UU., Joe Biden alista una serie de órdenes ejecutivas que buscan anular la herencia política de su antecesor, Donald Trump, pero que a su vez impulsan el lema del republicano, “America First”, mediante la ley Buy American -Ley de Compra de Productos Estadounidenses-, que priorizará a las empresas y productos nacionales para los contratos con el gobierno federal.


La de 1933, aún en vigor, busca ser un salvavidas para la economía estadounidense y recuperar millones de puestos de trabajos, que han desaparecido durante la pandemia. Se esperaba que Biden firmara ayer la orden ejecutiva que da prioridad a la compra de bienes producidos en EE.UU.


The Wall Street Journal señala que las nuevas políticas impulsadas por Biden incluirán endurecer las reglas de contratación pública con el objetivo de dificultar la compra de productos importados, revisar la definición de los productos fabricados en EE.UU., aumentar los requisitos de contenido local y asegurar un mejor acceso a la información a las pequeñas y medianas empresas para que tengan mayores posibilidades de lanzar ofertas por contratos gubernamentales.

Según la cadena NBC News, la iniciativa también reitera el apoyo de la administración Biden a la Ley Jones, que limita el envío marítimo extranjero entre puertos estadounidenses a los buques de fabricación del mismo país.


Con esta medida, Biden cumple una de sus mayores promesas de campaña, cuando presentó un plan de US $ 400 mil millones para proyectos que utilicen productos fabricados en EE.UU., como el acero y los equipos de protección para los trabajadores sanitarios.

Tras la victoria en las elecciones, Biden también aseguró que el gobierno federal optará por la compra de automóviles producidos en el país, pero algunas empresas locales evidenciaron su preocupación, ya que ante las normas restrictivas se podría generar un alza de los costos en piezas fabricadas fuera de EE.UU.


Disponible aquí

5 vistas0 comentarios