Colombia se mantiene en marcha

La economía sigue a flote gracias al suministro de productos que hacen posible la movilidad.


Créditos: Terpel




Es innegable el impacto que está teniendo el coronavirus en Colombia y en el mundo; no obstante, ni la economía ni la sociedad se han detenido del todo gracias al funcionamiento de sectores esenciales.

Un ejemplo claro de ello es el transporte, que permite llevar a todos los rincones diferentes tipos de productos fundamentales para las personas, como los alimentos y los artículos de aseo. Para ayudar a los transportadores y a muchas otras industrias a seguir cumpliendo su objetivo, la Organización Terpel ha decidido mantener su operación a lo largo de la cuarentena, lo que ha asegurado el suministro ininterrumpido de lubricantes para motores y máquinas. “Desde el pasado 14 marzo, y después de realizar una exhaustiva evaluación de riesgos y posibles escenarios, venimos implementando un plan de salud y seguridad robusto para velar por el bienestar de nuestros colaboradores y continuar con la operación sin interrupción de nuestra fábrica, garantizando el abastecimiento de Mobil y Terpel como marcas líderes en el mercado”, cuenta el gerente de planta de lubricantes de la Organización Terpel, Alan Hidalgo. Aunque el sector industrial está solicitando apenas entre un 35% y un 40% del producto que requería normalmente, mientras que el sector automotor, solo un 20%, la operación de la Organización Terpel y de su planta ubicada en Cartagena ha permitido que los aliados comerciales puedan seguir funcionando y, muy importante también, ha ayudado a conservar puestos de trabajo al interior de la compañía.


Nuevos protocolos en la operación


La planta sigue trabajando con nuevas medidas que, para proteger a los colaboradores y a los transportadores de la compañía, han dado lugar a nuevas dinámicas en la operación, como reconoce el propio Hidalgo: “En el cambio de turno realizábamos un protocolo de verificación en el que el operario saliente revisaba el estado de las máquinas, tanques y líneas de trabajo con el operario entrante, procedimiento que actualmente no podemos ejecutar por nuestras estrictas medidas de distanciamiento social. Este proceso lo estamos reemplazando por una check list que debe diligenciar cada funcionario, especificando todos los detalles del estado de la operación”.


De igual forma, dice el gerente de planta de lubricantes de la Organización Terpel: “Modificamos los horarios para que los dos turnos nunca se encuentren en las instalaciones y contamos con 20 funcionarios en modalidad de teletrabajo, enfocados en asuntos de planificación, distribución y compras. Así mismo, solo estamos operando con tres de nuestras seis líneas de envasado, las impares en la mañana y las pares en la tarde, para garantizar la distancia entre nuestros colaboradores”.


Todo esto responde a las medidas de limpieza y seguridad implementadas en la planta. De hecho, hay un sistema de control de salud al ingreso, en el que un paramédico revisa la temperatura de los funcionarios y les practica un chequeo general. Además, también se supervisan otras acciones en las instalaciones, como el lavado constante de manos, el distanciamiento social y el uso obligatorio de tapabocas.


Otra medida que vale la pena resaltar es la adecuación de dos rutas de transporte para movilizar al personal. En los vehículos utilizados, la ocupación es del 30% y se asignan asientos, lo que permiten conservar la distancia de seguridad y evitar riesgos de contagio.


“Ha sido de suma importancia el compromiso de cada uno de nuestros colaboradores con el cuidado de su salud y la de sus compañeros. Nosotros como organización controlamos lo que sucede dentro de la fábrica, pero son ellos los que se encargan de implementar buenas prácticas por fuera de la planta para beneficio de todos los funcionarios. Por ese motivo, realizamos un trabajo de toma de conciencia permanente con ellos para que tengan precauciones en su día a día, velen por su bienestar y el de sus familias, y nos reporten oportunamente cualquier anomalía en su estado de salud”, anota Hidalgo, gerente de planta de lubricantes de la compañía.


La Organización Terpel también ha logrado entregar sus productos a tiempo en todo el territorio nacional gracias a que presta mucha atención a las reglamentaciones locales y al estado de las vías. Esto le permite conocer de antemano cualquier cierre o restricción en las carreteras para planificar correctamente los despachos y no afectar a otras industrias.


Tomado de: https://www.portafolio.co/

Disponible en: https://www.portafolio.co/contenido-patrocinado/colombia-se-mantiene-en-marcha-540526


0 vistas