Ocde: Colombia tiene los pendientes de pobreza y recaudo para garantizar mejor crecimiento


Jens Arnold, economista principal para Colombia en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), esbozó los retos más complejos a los que se enfrenta el país en el escenario de la reactivación económica.


Dijo el experto que Colombia, al igual que el grueso de las economías mundiales, se ve inmersa en una serie de coyunturas que ponen en riesgo el proceso de reactivación: más olas de Covid-19 y el impulso de una inflación que llegará a su pico más complejo en el primer semestre.


“Lo que vemos en las economías avanzadas es una recuperación muy desigual. En Estados Unidos hay una caída económica menos pronunciada que en Europa, pero con un desempleo más alto, tendencia que cambia cuando se analiza a Europa”, advirtió Arnold.


Para el analista, el gran reto son las presiones de inflación, que se van a seguir viendo en lo corrido de 2022 y llevarán a que el poder adquisitivo de los hogares más vulnerables se vea todavía afectado.


Todo ese escenario se traduce en que en América Latina ya se siente un crecimiento económico un tanto más moderado, pero con una perspectiva buena, gracias esto último a, entre otros, un mejor precio de las materias primas.

Retos de la economía nacional

“Las tasas de interés bajas que se ven en países como Colombia ayudan porque mejoran los costos de financiamiento. El punto ahora es que es muy probable que las tasas de interés en Estados Unidos aumenten”, dijo Arnold.


Lo anterior le pondría un nuevo desafío a la región por la eventual salida de capitales y la pérdida de interés de inversionistas internacionales.


Con esto de base, la Ocde espera que el PIB de Colombia crezca 9,5 % en 2021, 5,5 en 2022 y 3,1 % en 2023. “El país tiene un crecimiento importante frente a sus pares de la región. El crecimiento de 2022 para Colombia la hace ser una de las mejores economías para este año”, agregó el analista en un foro organizado por Semana.


Para tener en cuenta, la inflación en Colombia sigue arriba del rango meta del Banco de la República, pero el punto positivo es que, agregó Arnold, el emisor ha respondido a las principales necesidades.


Otro desafío complejo es el aumento de la pobreza al que se ha enfrentado Colombia, eso implica darle un impulso a la creación de puestos formales de trabajo.


Plan este último que deberá liderar Colombia de la mano con el sector empresarial teniendo en cuenta que al país no le queda mucho espacio fiscal para seguir motivando la contratación de jóvenes y mujeres.


Otro punto a mejorar para Colombia, a ojos del experto, es que los ingresos públicos están abajo del promedio de la región y de la Ocde.

“Colombia tiene unos ingresos tributarios alrededor del 20 % del PIB. ¿Son estos ingresos suficientes para soportar el crecimiento más fuerte y más incluyente?, esa será la pregunta que se repita en el corto plazo”, añadió Arnold.


Articulo disponible aquí

1 visualización0 comentarios