Panorama tributario en Colombia.






Por: Carlos A. Vargas Sierra

Director (e) Programa de Contaduría Pública

Director.contaduria@usbcali.edu.co


En los últimos 10 años en Colombia se han expedido 6 reformas tributarias así: Ley 2010 de 2019, Ley 1943 de 2018, Ley 1819 de 2016, Ley 1739 de 2014, Ley 1607de 2012, y Ley 1430 de 2010. EL propósito fundamental de estas reformas era la búsqueda de incrementar el recaudo, pero no garantizando así estabilidad en el sistema y siempre, respondiendo a cambios a corto plazo. Dentro de los cambios sustanciales y procedimentales que han traído estas reformas tributarias se puede mencionar algunas como:


a) Creación del Impuesto sobre la equidad- CREE.

b) Creación del Impuesto Mínimo Alternativo Nacional (IMAN), y el Impuesto Mínimo Alternativo Simple (IMAS).

c) Creación del Impuesto a la Riqueza- Impuesto al Patrimonio.

d) Incremento en la tarifa del Impuesto sobre las Ventas (IVA) pasando del 16% al 19%.

e) Impuesto Nacional al Consumo

f) Establecimiento de un mecanismo para devolución de IVA.

g) Creación de comisión de expertos tributarios y Comisión de estudio de beneficios tributarios

h) Establecimiento del sistema cedular para las personas naturales

i) Modificación de la normatividad, permanencia, calificación y actualización en el Régimen Tributario Especial

j) Modificación en el tratamiento de las donaciones (Deducciones- Descuento Tributario)

k) Creación del régimen simple de tributación.

l) Modificación en termino de firmeza de las declaraciones.

m) Aplicación de los principios de lesividad, proporcionalidad, gradualidad y favorabilidad en el régimen sancionatorio.

n) Bancarización para efectos tributarios.

o) Aumento de medidas de control a la evasión.

p) Disminución de Porcentaje de renta presuntiva.

q) Normalización tributaria.

r) Entre otros.


Producto de la pandemia Covid-19, el gobierno ha expedido normas que han generado auxilios tanto para las familias como para las organizaciones; dentro de estas, se pueden mencionar: el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF), auxilio al desempleo, bono de alimentación estudiantil, Ingreso solidario, Devolución de IVA, entre otros. Estos auxilios conllevan indudablemente a salidas de recursos, lo que implica económicamente que el Estado tenga un mayor déficit fiscal con relación a periodos anteriores que sin pandemia ya existían.


Debemos ser conscientes que en Colombia hay una desaceleración económica y un incremento de la deuda. El Gobierno debe generar los escenarios para una recuperación sostenible de las diferentes actividades económicas, velar por el incremento de las tasas de empleo, fomentar la formalidad, la cual se ve afectada toda vez que las personas acuden a realizar cualquier actividad económica para su subsistencia.

Indudablemente esta pandemia ha conllevado a una disminución en los ingresos de las personas (Naturales y Jurídicas), lo que se verá reflejado en una disminución en los recaudos de impuestos (Nacionales, Departamentales, Municipales) y en consecuencia objetiva, disminución de ingresos al Estado, que hoy demanda más recursos. De acuerdo a información emitida por el Gobierno la disminución del recaudo se estima aproximadamente en 2 puntos del Producto Interno Bruto (PIB).


Teniendo en cuenta lo anterior, y como lo ha manifestado el ministro de hacienda en entrevistas que le han realizado, ha revelado que: “… toca hacer reforma y conseguir la plata porque la deuda hay que pagarla”. En este orden, es inminente una nueva reforma tributaria que de acuerdo a lo manifestado por el ministro finalizando el año 2020, se estaría presentando en el primer trimestre del año 2021, esta fecha está siendo objeto de estudio.

Se espera que esta nueva reforma tributaria pueda contener modificaciones estructurales que reflejen:


a) Disminuciones de exenciones y exclusiones tanto en el IVA como en el impuesto sobre la renta.

b) Disminución de las bases gravables (rentas liquidas), lo que ocasionaría incrementos en la liquidación de impuesto.

c) Aumento de fiscalización con el propósito de luchar contra la elusión y la evasión.

d) Gravar las plataformas digitales, con impuestos diferentes al IVA e Industria y Comercio. Se pretende gravarlas con mayores impuestos toda vez que estas plataformas en materia económica han mantenido o incrementado sus ingresos producto de ésta pandemia.

e) Gravar con el impuesto sobre la renta las pensiones. En Colombia, de acuerdo a lo establecido en el núm. 5 del artículo 206 del Estatuto Tributario (ET), están gravadas el pago mensual que exceda de 1.000 UVT, o lo que en el año equivaldría a 12.000 UVT (2020- $427.284.000). Este tema ha sido propuesto en los proyectos de reformas tributarias anteriores, sin embargo, no ha tenido aceptación en varios sectores y no ha sido aprobado. Es importante que se estudie la posibilidad de disminuir la exención.

f) Darle continuidad al impuesto a las riquezas, para lo cual debería ser objeto de análisis el valor de posesión que genera el mismo y así aumentar los sujetos pasivos.

g) Modificaciones tanto de la tarifa del impuesto sobre la renta para las personas jurídicas, como la tarifa de las personas naturales. Es importante manifestar, que se pretende cumplir con lo estipulado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde la carga tributaria es mayor para las personas naturales.

h) Creación y/o fortalecimientos de impuestos verdes.

i) Fortalecimiento del Régimen Simple de tributación, como mecanismo para la formalización, lo que podría generar un incremento en el número de contribuyentes y por ende mayor recaudo.


El panorama tributario para los años venideros no es para nada fácil, la pandemia genera día a día mas desesperación en la sociedad, indicadores de contagios van en aumento, lo que ocasiona que constantemente se tomen decisiones de toque de queda, pico y cedula, que siguen afectando la economía y por ende menos recaudo de impuestos y mayores gastos.

En este sentido las Universidades requieren procesos de transformación y trabajo colaborativo para aunar esfuerzos para la realización de estudios y análisis que reflejen las realidades del entorno, con el propósito de hacerle aportes a la sociedad, es por ello que el programa de Contaduría Pública, junto a los programas de Economía, Administración de Negocios, Mercadeo y Negocios Internacionales y Finanzas y Negocios Internacionales de la Universidad de San Buenaventura desarrollan constantemente actividades para dar cumplimiento a las funciones sustantivas de la institución. Como resultado de los constantes análisis del entorno, queremos informar que el programa de Contaduría Pública presenta para este 2021 transformación académica en su malla curricular a 8 semestres cumpliendo estándares de calidad y evidenciando que sus procesos se encuentran a la vanguardia a nivel nacional e internacional.

5 vistas0 comentarios