Así recibe la economía la nueva ‘normalidad’

Evitar otro pico de contagios y acelerar la reactivación, entre los retos según expertos.



FOTO: CÉSAR MELGAREJO/CEET - PORTAFOLIO.CO

Después de un poco más de cinco meses en los que se han perdido casi 20.000 vidas y alrededor de 5 millones de empleos; se ha destruido parte del tejido productivo y se ha registrado una contracción histórica en la economía, mañana empieza otra etapa para el país, la nueva ‘realidad’. Empresarios, economistas y epidemiólogos dieron su visión de los retos que se vienen para lograr una recuperación sostenida, sin que haya un nuevo pico de contagios.


Para tomarle el pulso a lo que se espera, casi 20 expertos coincidieron en que se prevé una mayor recuperación que la de los últimos dos meses, pero el éxito del aislamiento selectivo dependerá de la disciplina de todos para evitar rebrotes, como se está viendo en otros países.


El plan del Gobierno es que desde mañana haya un aislamiento selectivo, en el que las personas que presenten síntomas y que tengan covid-19 se aíslen, mientras que los que están con buen estado de salud tengan la posibilidad de reanudar actividades, con todos los protocolos de bioseguridad.



Y aunque hay más restricciones para los lugares más afectados por la pandemia, como Bogotá, sectores como el de los restaurantes, los bares, el turismo y algunos sitios culturales podrán por fin abrir sus puertas.


Martha Elena Delgado, directora de análisis macro y sectorial de Fedesarrollo, cree que si bien la reapertura es una buena noticia, el mayor desafío será recuperar los empleos. “La proyección es que cerremos el año con una tasa de desempleo cercana al 18%. Y hay que tener en cuenta que la creación de empresas depende del ritmo de la economía y que para llegar a los niveles previos a la pandemia, nos demoraríamos al menos unos dos años”.


En ese sentido, la propuesta de los expertos es que haya mayor flexibilidad para la creación de puestos de trabajo. Para David Pérez-Reyna, profesor asistente de la Universidad de los Andes, “se debe permitir, y, si algo, incentivar, que las empresas se puedan adaptar a que vivamos con este virus. Por ejemplo, medidas como las propuestas en Bogotá de cobrar impuestos más altos a empresas cuya principal función sea transacciones a través de internet es contraproducente. Si se necesita cobrar más impuestos, no debería ser en función de sectores, sino de ingresos. Otra manera de recuperar empleos es quitando trabas, como la necesidad de tarjetas profesionales para ejercer una profesión”.


En cuanto al gasto de los hogares se prevé que haya un mayor consumo, pero con cambios en las dinámicas de compra que había antes de la crisis. Eso manifiesta Camilo Herrera, socio fundador de Raddar, quien explica que en la medida en que las personas puedan salir de casa y puedan tener acceso a cosas que antes no tenían, como los restaurantes, cines, los cafés, “vuelven a destinar dinero a otros gastos que habían dejado atrás y esto de una u otra forma comienza a ser el primer paso a un ajuste final en la estructura del gasto de los hogares. Eso sí, hay que tener en cuenta que muchas personas perdieron su ingreso y evidentemente las dinámicas de gasto serán distintas”.


Ante ese panorama, el tejido empresarial y productivo del país está haciendo sus mayores esfuerzos para salir a flote, expertos dicen que será clave un empujón por parte del Gobierno. “Algo ideal sería reformar el sistema tributario para disminuir o quitar los parafiscales. La reforma de 2012 en esa dirección estuvo acompañada de un aumento importante en el empleo formal”, subraya Pérez.



Incluso, en varias ocasiones dirigentes gremiales y directores de centro de pensamiento, como Fedesarrollo, insisten en la necesidad de poner en marcha un paquete de reformas para arreglar problemas estructurales que tiene el país como la informalidad, la desigualdad, o, incluso, un déficit fiscal.


Por ahora, el Gobierno lanzó un plan de reactivación de la economía, con el que busca crear un millón de empleos con inversiones, en su mayoría privadas, que ascienden a los 100 billones de pesos, y anunció recientemente una ‘Comisión de Alto Nivel’ para la recuperación empresarial.


Paralelo a los planes para impulsar y acelerar la recuperación de la economía, el ritmo de contagios será uno de los mayores desafíos que enfrentará el país con esta ‘nueva realidad’. Para el epidemiólogo Carlos Trillos, profesor de la U, del Rosario, las decisiones de reapertura se tomaron con base en criterios técnicos, que entre otros obedecen a una desaceleración de la dinámica de contagios. Sin embargo, es necesario mantener los cuidados, si se quiere evitar un rebrote. “Los resultados de los próximos meses dependerán del comportamiento de los ciudadanos, todos debemos ser muy estrictos con las medidas preventivas, con responsabilidad”.


Es esa misma línea, Jorge Martín Rodríguez, doctor en epidemiología y profesor investigador del Instituto de Salud Pública de la U. Javeriana, dice que puede haber dos escenarios. El primero es uno en el que lleguemos a los cerca de 4 millones de colombianos contagiados, lo que llevaría a que nos tengamos que volver a “encerrar y muchas actividades se tengan que restringir”. La otra posibilidad es que logremos una “inmunidad de rebaño, en la que la susceptibilidad sea del 10% o el 20%, ya sea de forma natural o por una vacuna. “El impacto del presente es muy alto, pero con las medidas de contención sociales y del sistema de salud, y si se aplica bien la estrategia Prass, se puede controlar la epidemia”.


En ese sentido, coinciden los expertos que del cuidado y las medidas de los ciudadanos, el Gobierno y las empresas dependerá que Colombia al cierre de este año logre su proyección más optimista: una contracción del 5% de la economía, y no una caída del 7% o, incluso, 10%.


INDUSTRIA COMIENZA LENTO RITMO DE RECUPERACIÓN


Aunque la confianza de los industriales aún se mantiene en cifras negativas (-8,5%), según la última encuesta de Fedesarrollo, el indicador subió 12,3 pps., con respecto al mes anterior.


A juicio de José Miguel Rey, gerente general de Cosméticos Bardot, las implicaciones del fin de esta etapa para el país son positivas siempre y cuando el autocuidado, la cultura ciudadana y la pedagogía de parte del Gobierno Nacional y las autoridades locales sean punta de lanza. “Es una equivocación pretender que por el hecho de abrir, todo volverá a ser como antes. El impacto económico ha sido profundo y la economía tardará como mínimo 18 meses en regresar a niveles de antes”.


Por su parte, Nelson Molano, gerente general de Pomar, manifestó que el fin de las cuarentenas es favorable porque se va estimular el consumo. “La expectativa es que haya una recuperación de la economía, gracias a que está soportada por el consumo interno que es el que se va a activar desde mañana. Si bien no se lograrán los datos de comienzo de año, tampoco se tendrán los indicadores negativos de hoy, en términos de empleos y del PIB”, dijo.


EL HORIZONTE CONFUSO DEL SECTOR CREATIVO Y CULTURAL


Aunque las actividades asociadas al sector cultural del país también arrancan con sus protocolos, hay preocupación por el sostenimiento del sector.


Para Julio Hernán Correal, director de la Asociación Colombiana de Actores (ACA), exigencias como que las salas de cine tengan abiertas sus ventanas y que se restrinja la venta de comida muestra un total desconocimiento del sector. “Uno se pregunta qué sala del país tiene ventanas, y si las autoridades no saben que el ingreso fuerte de las salas de cine es de la comida”.


“Y en el teatro la situación sí es muy difícil, en especial la de los teatros independientes, porque cumpliendo con aforos del 25%, no se va a llegar al punto de equilibrio jamás. Tocaría elevar los costos y no creo que el público los pueda asumir”.


No obstante, a pesar de las dificultades de la nueva realidad, algunas empresas ya están listas “En el Museo de Arte Moderno de Bogotá estamos comprometidos con crear una experiencia segura. Es por esto que tenemos cero tolerancia con visitantes que pongan en riesgo la seguridad de nuestro personal y del Museo”, anotan.


TRAS MESES DUROS, TURISMO Y RESTAURANTES VEN LA LUZ


Luego de estar en el último puesto de la lista para la apertura, los sectores turístico y gastronómico del país celebran la nueva realidad.


“Sentimos que es una luz de esperanza y vemos con optimismo la reactivación. Invitamos a que todos trabajemos de forma responsable con las medidas preventivas que nos permitan seguir adelante”, resaltó Gustavo Toro, presidente de Cotelco.


En esta línea, Juan Carlos Galindo, presidente de OxoHotel dice que “estamos listos hace meses para empezar y contamos con el apoyo de todos los colombianos, viajando por nuestro país. Sabemos que la recuperación va a ser muy lenta, pero estamos preparados”.


Entre tanto el empresario y chef, Jorge Rausch, quien hace unos meses tuvo que cerrar algunos de sus restaurantes por la crisis sostuvo que “este es un paso hacia adelante, pero lo tomo con mucha cautela. Es difícil saber si esto va a funcionar o van a volvernos a encerrar, es difícil saber cómo va a reaccionar la gente, posiblemente en una etapa inicial podrá haber un rebrote, pero hay que esperar”.


Orlando Sotelo Suárez, gerente de la Catedral de Sal de Zipaquirá, explicó que para este importante atractivo turístico de la Sabana de Bogotá, la nueva etapa que vive el país desde mañana es un nuevo ciclo que implica operar con nuevas condiciones.


Finalmente, Paula Cortés, presidenta de Anato apuntó que solo entre el 12% y 15% de los colombianos viajan por su país. “Así que esta también es la oportunidad de incentivar los recorridos por nuestro territorio”, dijo.


MEJOR DINÁMICA DE CONSUMO EN EL COMERCIO


Si bien el comercio viene dando algunos pasos en su reactivación, con la nueva fase se espera que el consumo vuelva a retomar paulatinamente los niveles de antes de la pandemia.


En este sentido, Iván Taboada, gerente de marketing y comercial de El Edén Centro Comercial opinó que esta es “la oportunidad de recuperar en algo el difícil año que hemos vivido como país y de operar nuevamente con nuestras 132 marcas. Además, la posibilidad de activar más el comercio también le da opciones al centro comercial de potenciar las próximas temporadas, las más importantes del año como Amor y Amistad, Navidad y Año Nuevo”, resaltó.


Por su parte, Alejandro Estupiñán, gerente del centro comercial Plaza imperial, del noroccidente de Bogotá, dijo que “fuera de los horarios y días determinados para los establecimientos; las marcas y Plaza Imperial vemos de manera positiva el que podamos atender en espacios bioseguros y autorizados”, expresó.


El ejecutivo indicó que las expectativas para los meses que vienen son altas, teniendo en cuenta que al ser levantadas algunas restricciones se puede generar mayor tráfico.

Y Carlos Fajardo, gerente de mercadeo PayU latam concluyó diciendo que “entramos en un periodo de enormes desafíos especialmente por el fuerte impacto en la economía, pero en la medida en que aprovechemos la aceleración que tuvo la transformación digital en el sector empresarial, vamos a tomar ventaja para que el periodo de recuperación tome el menor tiempo”.


VUELTA A LA RESTRICCIÓN


Cabe mencionar que mientras Colombia transita a su apertura y el final de los confinamientos, cada vez más países que lo hicieron hace meses vuelven a implementar restricciones.


En Europa, donde Francia elevó sus casos diarios a 7.000 y España a 9.000, por ejemplo, se han ejecutado medidas. En París se hizo obligatorio el uso de tapa- bocas en todo momento, mientras que en Madrid se volvieron a cerrar estable- cimientos de ocio nocturno, se redujo de nuevo el límite de personas en reuniones y se cancelaron eventos. Alemania extendió las restricciones para el turismo y prevé “meses difíciles”.



Tomado de: www.portafolio.co

Disponible en: https://www.portafolio.co/economia/noticias-coronavirus-asi-recibe-la-la-nueva-normalidad-544123

4 vistas